Conrado inspeccionando equipos de construcción

600,000

La cantidad de estudiantes que LAUSD atiende desde K-12.

LAUSD es el segundo distrito más grande de la nación y atiende a más de 600,000 estudiantes desde jardín de infantes hasta el duodécimo grado en más de 1,000 escuelas.

La Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE) recomienda que las escuelas mejoren sus filtros de aire centrales al MERV13-

Según la Asociación Nacional de Filtración de Aire (NAFA), un filtro MERV 13 puede atrapar el 90% o más de partículas de aire peligrosas, incluidos los portadores de virus.

Conrado Guerrero ha sido ingeniero de construcción con LAUSD durante 23 años. En sus más de dos décadas en el trabajo, nunca se le ha prestado tanta atención a los filtros de aire en las escuelas. A lo largo de esta pandemia, ha estado actualizando todos los filtros de aire acondicionado en más de 120 escuelas diferentes en el centro y sur de Los Ángeles para que cada salón de clases cumpla con las normas de seguridad COVID-19. 

Conrado comienza su día libre a las seis de la mañana, asegurándose de que los equipos de su ubicación estén operativos y sus plantas centrales estén funcionando proporcionando calefacción y refrigeración. De ahí es encaminado a diferentes escuelas, donde realiza labores de mantenimiento preventivo; reparar fugas de agua, cambiar filtros, realizar reparaciones menores en componentes de los sistemas de calefacción y aire acondicionado, leer y registrar temperaturas, presiones, uso de gas y agua en calderas y otros equipos ubicados en la planta física. 

"Realizo estas tareas yo solo o con un grupo de otros compañeros de trabajo, cambiamos todos los filtros de todos los equipos durante el día para asegurarnos de que todo funciona correctamente".

“Cada equipo de aire acondicionado debe tener un filtro MERV 13 para que los estudiantes y el personal puedan tener un ambiente de aprendizaje seguro”, dice Conrado. El MERV 13 es uno de los filtros más eficaces de la industria para atrapar polvo, moho, bacterias, y portadores de virus.

Reemplazar los filtros en cada sitio, mantenerse al día con las reparaciones de mantenimiento diario y trabajar en las instalaciones ha aumentado la carga de trabajo de todos los ingenieros de construcción desde la pandemia. Pero incluso mucho antes de la crisis, la carga de trabajo excesiva ha sido un problema. 

Conrado dice que cuando los trabajadores se jubilan o renuncian, no están siendo reemplazados. “Solíamos tener alrededor de 70 ingenieros, pero ahora tenemos un total de 16 para todo el distrito. No han contratado a ningún ingeniero de construcción en los últimos 8 años ".

Los días laborales han sido mucho más largos para los ingenieros de construcción durante los últimos cinco años y solo empeoró desde la pandemia.

 Muchos están trabajando horas extra para hacer su trabajo, “Siempre estamos ocupados, hemos estado trabajando los sábados, a veces los domingos y los días festivos simplemente cambiando los filtros. No tenemos suficiente personal para poder hacerlo todo durante la semana ”.

A medida que los estudiantes regresen a la instrucción en persona, traerán consigo un alto nivel de necesidad. Una de esas necesidades requerirá que su salón de clases tenga aire limpio. 

"No tener suficientes trabajadores dificulta las cosas para los estudiantes y todos estos factores no ayudarán en su proceso de aprendizaje ... necesitan un entorno seguro". 

Conrado siente que tener más ingenieros de construcción reducirá el costo del equipo en las aulas y disminuirá el tiempo que los estudiantes y el personal esperan cuando el equipo se descompone.

“Puede tomar hasta una semana y media antes de que alguien pueda salir y trabajar en un salón de clases”. 

Durante la pandemia, Conrado y su pequeño equipo reemplazaron más de medio millón de filtros de aire en su región. Antes de la pandemia, reemplazaban estos filtros cada tres meses y ahora deben reemplazarlos mensualmente. 

“A partir de ahora, están contratando contratistas para que vengan a ayudarnos los fines de semana, pero no veo la posibilidad de poder cambiarlos mensualmente. Incluso si trabajáramos todos los sábados y domingos. Es simplemente demasiado."

A Conrado le gustaría que se contrataran más técnicos en filtros de aire para ayudar con el mantenimiento de las escuelas, "Los estudiantes necesitan mantenimiento en sus escuelas para salir de la pandemia ... para aprender y crecer". 

Incluso con los estudiantes mirando hacia adelante, con máscaras y a seis pies de distancia, el aula aún puede carecer de suficiente ventilación. (Foto de Brittany Murray, Press-Telegram / SCNG)