De Max Arias, Director Ejecutivo de SEIU Local 99:

“A medida que el mandato de vacunación del LAUSD entra en vigencia, los miembros del Local 99 de SEIU continúan en negociaciones con el LAUSD con respecto a los planes de personal del distrito y el impacto que esto tendrá en los servicios estudiantiles y los trabajadores que los brindan.

El mandato de vacunación del distrito ha expuesto las deficiencias de un sistema construido con una fuerza laboral de medio tiempo. El distrito debe hacer frente a cualquier escasez de personal ampliando primero las horas y los horarios de los conserjes dedicados, los trabajadores del servicio de alimentos, los asistentes de educación especial y otros trabajadores escolares esenciales y experimentados del LAUSD.

Además, el distrito debe dejar las puertas abiertas para los trabajadores que aún no han recibido la vacuna. Al presionar por el despido, el distrito está adoptando un enfoque punitivo que negará a los trabajadores los derechos de reempleo. Muchos de ellos son los mismos trabajadores que hace apenas un año fueron aclamados como héroes por alimentar a las familias y apoyar a nuestras comunidades durante el apogeo de la pandemia. El mandato de vacunación del distrito ha creado, en efecto, una reducción de personal y el LAUSD debe respetar los derechos de los trabajadores siguiendo el proceso que les otorgaría hasta 39 meses para regresar al trabajo siempre que estén vacunados ”.

SEIU Local 99 representa a casi 30,000 trabajadores en LAUSD, incluidos trabajadores de servicios de alimentos, conserjes, conductores de autobuses, asistentes de maestros, asistentes de educación especial y otros que brindan servicios esenciales para los estudiantes.